¿Por qué tener buenos hábitos puede hacerte rico?

Comparte con tus amigos

¡Hola mi querido lector(a)! Desde donde sea que me leas te felicito por estar aquí, porque estás haciendo un cambio en tu vida al leer este tipo de artículos. Yo soy Alejandro y hoy quiero hablarte del porqué los hábitos pueden ayudarte a ser rico. Hablar de riqueza puede ser subjetivo ya que depende de la forma en que una persona percibe la riqueza. Puede haber riqueza en amor, riqueza en salud, riqueza en valores, riqueza en lo que creas conveniente. Sin embargo, hoy quiero escribir sobre el dinero, aclarando que para mí el dinero no es la única riqueza que existe. Déjame decirte lo que pienso del dinero: no creo que sea lo más importante en la vida, pero sí que es una herramienta muy poderosa que puede ayudarnos a construir una vida mejor. No te confundas, no estoy hablando de felicidad, con una vida mejor me refiero a la calidad de vida, salud y tiempo para disponer con mayor libertad.

El dinero sí es un medio que podría llevarte a vivir una vida plena y feliz. Y digo podría porque no estoy seguro de que lo haga. Mucho se habla de que el dinero no compra la felicidad. Existen personas con dinero e infelices, existen personas pobres pero felices, sin embargo, también existen personas con dinero y muy felices, de la misma forma existen personas pobres y demasiado infelices. La verdad nadie querría ser esta última persona, pero la vida es así, y existen todo tipo de personas. Así que no te comas ese cuento de las personas que te dicen que el dinero no lo es todo, claro que no lo es, porque el dinero es un medio, no un fin.

La riqueza radica en un equilibrio entre estos tres factores: salud, dinero y amor. Y estos consejos que te daré podrán ayudarte sin duda alguna.

El primer punto que quiero explicarte es que: tener malos hábitos puede llevarte a caer en adicciones. Déjame decirte por qué la pobreza está más orientada a esto. La pobreza no es solo falta de dinero, es falta de conocimiento. La pobreza también es mental, no solo se trata de dinero. El tener que lidiar con el estrés diario de las arduas jornadas laborales, las cuentas que pagar, los hijos, el colegio, la comida que no alcanza, entre otras tantas cosas hacen que una persona naturalmente quiera buscar una salida. Estas salidas son una forma de escape de la realidad y aquí es donde entran en juego las famosas recompensas de gratificación instantánea: la comida rápida, el azúcar, la pornografía, el morbo, el entretenimiento, las fiestas, el alcohol, entre otras tantas cosas. Para resumir, ser pobre es la trampa perfecta para las adicciones. Yo sé que nadie elige ser pobre, pero el problema no está en serlo, el problema está en no hacer nada para cambiarlo. Si tienes en tu poder el conocimiento necesario para cambiar tu vida y no lo haces, eso sí sería pecado mi querido amigo(a).

Y una vez caes en la trampa, vives sometido al placer, dándole a tu vida un poco de fugaz gratificación de vez en cuando para alimentar tu adicción. Gastas lo que no tienes y haces lo que sea necesario para darte ese gusto. Encerrándote en un círculo vicioso que no te dejará salir de la pobreza tan fácilmente. Recuerda que la pobreza también es mental.

Pero ¿qué pasaría si tuvieras buenos hábitos? De alimentación, por ejemplo, el dinero que te gastabas en comprar esa bebida altamente azucarada o en esa hamburguesa ahora lo estarías ahorrando. ¿Cuánto dinero te estás gastando mensualmente en comida basura? ¿No te has puesto a pensar que quizás ese dinero que falta a fin de mes es aquel que te gastaste en aquel atracón? ¿en esos procesados o en esos caprichos que no necesitas? Si tuvieras una vida más saludable no gastarías en comida basura y te ahorrarías esos dólares o pesos, lo cual a fin de mes pueden hacer una gran diferencia.

Si crees que ser una persona saludable es caro, te equivocas. Ser saludable es una decisión y si todavía quieres ponerte esa excusa de que no tienes dinero, pues sigue leyendo. Imagina que gastas aproximadamente entre 10 a 20 dólares o cualquiera que sea tu moneda en tu adicción a la comida basura (sí, es una adicción solo que aún no te das cuenta), ahora multiplica ese monto por 12 meses y luego por todo el tiempo que llevas consumiendo esa basura. ¿Cuánto dinero crees que tendrías? ¿Y si ese dinero lo hubieras invertido en algo más productivo como en el equipo necesario para crear un negocio digital o un blog? No necesariamente tiene que ser eso, podrías invertir en algo que te guste y que te haga generar un ingreso extra. Con esto quiero llegar a la conclusión de que, la primera regla de oro antes de ganar dinero es: saber cómo ahorrar.

Míralo de este modo, las personas venden su tiempo a cambio de dinero. Por ende, cada vez que creas un hábito que no merece la pena, como ver pornografía, ver la tv por largo tiempo, matar el rato, beber mucho alcohol, entretenimiento basura, etc, estás perdiendo dinero porque tu tiempo es el arma que usas para ganar dinero. Lo básico es eso, el tiempo es dinero, y con esto quiero llegar a otro punto: si no estás haciendo dinero, entonces estás perdiendo dinero. Cada segundo que pasa, estás perdiendo dinero, en la comida, en pagar el pañal para tu bebe, en la luz, el agua, la escuela, todo te quita, pero que haces para sumar.

Si inviertes en tus hábitos, a largo plazo te harán millonario. Solo por estadística: si una persona pasa toda su vida buscando conseguir la vida que quiere, ¿no crees que en todo ese tiempo habrá al menos una vez que le atine al arco? De aquí viene mi consejo: hacer de tu vida un constante intento de ser alguien mejor, la constancia. Como quien dice: «quien la sigue la consigue».

Aquí hay otro factor y es que la riqueza no es solo de dinero, sino también de salud y amor. Si duermes temprano, si comes bien, y con comer bien no quiero decir llenar tu estómago, sino nutrirte, si te ejercitas, si meditas, si estudias, si investigas, si lees, si haces todo esto, a la larga, estos hábitos harán que seas rico en algo: tu salud y mente. Pero todo se correlaciona, porque si tienes salud y buena mentalidad pues estás en condiciones para hacer dinero.

Los hábitos son el resultado de las acciones que repites cada día. Las personas suelen creer que necesitan algo complejo para ser exitosos. La verdad, es que el éxito está en tus narices. El éxito está en el ahora, con cada acción, en cada hábito. Lo básico es básico porque es base. Si construyes bases fuertes, puedes crear el edificio más alto que jamás pudieses imaginar.


Comparte con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *